Emilia Pardo Bazán, la intel·lectual feminista del segle XIX

Emilia Pardo Bazán. Font: Real Academia de la Historia

VALENCIÀ/CATALÀ

Emilia Pardo Bazán (Galícia, 1851-1921) va ser una coneguda escriptora, periodista i feminista pionera del seu temps. És considerada la millor novel·lista espanyola del segle XIX, i a través de les seues novel·les i contes, llibres de viatge, obres dramàtiques, poemes i articles periodístics, va reivindicar el dret de la dona  a l’educació, entre altres drets cridats pel moviment feminista.

Fotografia feta en l’exposició d’ Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional de Madrid. Autora: @pmhphotography (Paula María).

Provenia d’una família gallega amb possibilitats econòmiques que van permetre que rebera l’educació necessària per a convertir-se en poetessa, traductora, crítica literària, novel·lista, editora, catedràtica universitària, conferenciant i instructora del naturalisme francés a Espanya.

Algunes de les seues obres més notables són Los pazos de Ulloa (1886), La cuestión palpitante ( 1882, una recopilació d’articles que mostren el seu interés pel moviment naturalista) i La Tribuna (1883, la primera novel·la social i naturalista en espanyol en què parla des del personatge d’una dona treballadora).

Fotografia feta en l’exposició d’ Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional de Madrid. Autora: @pmhphotography (Paula María).

Com dèiem, Emilia va ser una de les pioneres en utilitzar obertament el terme “feminista”; exactament s’autoanomenava  “feminista radical”. Tenia la necessitat de modernitzar la societat del nostre país en cada article o llibre que escrivia, a més de reivindicar la igualtat d’oportunitats entre homes i dones.

Va crear la revista mensual Nuevo Teatro Crítico (1891-1893) ella sola, a més de la col·lecció Biblioteca de la Mujer amb edicions com la de L’esclavitud femenina de John Stuart Mill o La dona davant el socialisme d’August Bebel. La seua educació i viatges a Europa li van fer més fàcil desenvolupar el seu interés pel Feminisme.

Va lluitar per aconseguir la paritat de dones i homes a les institucions culturals. La Real Academia Española va ser un exemple d’açò: Pardo Bazán va rebre crítiques, insults masclistes i discriminació per part dels seus companys escriptors, a més de negar-li fins tres vegades entrar en la Real Academia Española (RAE). Així mateix, va proposar a Concepción Arenal per a la RAE, a més de a Gertrudis Gómez de Avellaneda (ambdues també rebutjades).

Malgrat estar més que preparada per a dedicar-se a l’escriptura, no deixava de ser per a molts “una dona fent coses d’homes”. Com podem veure en la següent imatge, Isidoro Fernández Flores pensava que Pardo Bazán “no és una excepció, ja que no és una escriptora, sinó un escriptor”. Les capacitats intel·lectuals encara se veien masculines: l’enginy, la creativitat, l’escriptura i el talent tenien gènere i era el masculí.

Fotografia feta en l’ exposició d’ Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional de Madrid. Autora: @pmhphotography (Paula María).
Fotografia feta en l’ exposició d’ Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional de Madrid. Autora: @pmhphotography (Paula María).

Emilia Pardo Bazán es va convertir en la primera presidenta de Literatura Ateneo en 1906, la primera catedràtica de Literatura de la Universitat Central de Madrid en 1916 i la primera corresponsal de premsa en l’estranger en Roma i París.

A més, la polèmica en cadascun dels seus escrits li va costar, literalment, el seu matrimoni. Era una dona, definitivament, avançada a la seua època, intel·lectual, persistent i molt lluitadora.

CASTELLANO

Emilia Pardo Bazán (Galicia, 1851-1921) fue una conocida escritora, periodista y feminista pionera de su tiempo. Es considerada la mejor novelista española del siglo XIX y a través de sus novelas y cuentos, libros de viaje, obras dramáticas, poemas y artículos periodísticos, reivindicó el derecho de la mujer a la educación, entre otros derechos clamados por el movimiento feminista.

Fotografía hecha en la exposición de Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional de Madrid. Autora: @pmhphotography (Paula María).

Provenía de una familia gallega con posibilidades económicas que permitieron que recibiera la educación necesaria para convertirse en poetisa, traductora, crítica literaria, novelista, editora, catedrática universitaria, conferenciante e introductora del naturalismo francés en España.

Algunas de sus obras notables son Los pazos de Ulloa (1886), La cuestión palpitante ( 1882, una recopilación de artículos que muestran su interés por el movimiento naturalista) y La Tribuna (1883, la primera novela social y naturalista en español en la que habla desde el personaje de una mujer trabajadora).

Fotografía hecha en la exposición de Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional de Madrid. Autora: @pmhphotography (Paula María).

Como decíamos, Emilia fue una de las pioneras en utilizar abiertamente el término “feminista”; exactamente se autodefinía como “feminista radical”. Tenía la necesidad de modernizar la sociedad de nuestro país en cada artículo o libro que escribía, además de reivindicar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Creó la revista mensual Nuevo Teatro Crítico (1891-1893) ella sola, además de la colección Biblioteca de la Mujer con ediciones como la de La esclavitud femenina de John Stuart Mill o La mujer ante el socialismo de August Bebel. Su educación y sus viajes a Europa le hicieron más fácil desarrollar su interés por el Feminismo.

Luchó por conseguir la paridad de mujeres y hombres en las instituciones culturales. La Real Academia Española fue un ejemplo de ello:  Pardo Bazán recibió críticas, insultos machistas y discriminación por parte de sus compañeros escritores, además de negarle hasta tres veces entrar en la Real Academia Española (RAE).  Asimismo, propuso a Concepción Arenal para la RAE, además de a Gertrudis Gómez de Avellaneda (ambas también rechazadas).

A pesar de estar más que preparada para dedicarse a la escritura, no dejaba de ser para muchos “una mujer haciendo cosas de hombres”. Como podemos ver en la siguiente imagen, Isidoro Fernández Flores pensaba que Pardo Bazán “no es una excepción, ya que no es una escritora, sino un escritor”.  Las capacidades intelectuales aún se veían masculinas: el ingenio, la creatividad, la escritura y el talento tenían género y era el masculino.

Fotografía hecha en la exposición de Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional de Madrid. Autora: @pmhphotography (Paula María).
Fotografía hecha en la exposición de Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional de Madrid. Autora: @pmhphotography (Paula María).

Emilia Pardo Bazán se convirtió en la primera presidenta de Literatura Ateneo en 1906, la primera catedrática de Literatura de la Universidad Central de Madrid en 1916,  y la primera corresponsal de prensa  en el extranjero en Roma y París.

Además, la polémica en cada uno de sus escritos le costó, literalmente, su matrimonio. Era una mujer, definitivamente, adelantada a su época, intelectual, persistente y muy luchadora.

“Aspiro, señores, a que reconozcáis que la mujer tiene destino propio; que sus primeros deberes naturales son para consigo misma, no relativos y dependientes de la entidad moral de la familia que en su día podrá constituir o no constituir; que su felicidad y dignidad personal tienen que ser el fin esencial de su cultura, y que por consecuencia de ese modo de ser la mujer está investida del mismo derecho a la educación que el hombre”.

Emilia Pardo Bazán. “La educación del hombre y la mujer”. Congreso Pedagógico Hispano Portugués-Americano. “Conclusiones”. Madrid, 17 de octubre de 1892.

Bibliografia:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s