Camille Claudel: una luz apagada por el hombre que amaba

Castellano

El Día Internacional de la Mujer es un día en el que reivindicamos, en el que luchamos y en el que recordamos a todas nuestras compañeras que no pudieron hacerlo. Es por esto que, a pesar de poder haber elegido una temática como el papel de la mujer en el cine o en el mundo artístico, he decidido devolver a la vida el recuerdo de una gran artista que vivió siempre a la sombra de un hombre: Camille Claudel.

Camille Claudel en 1884

Claudel nació en una pequeña comuna francesa en el año 1864, de familia humilde la artista mostró desde joven su gran talento como escultora. A una temprana edad Camille fue aceptada en la Escuela de Bellas Artes y se trasladó a París con el propósito de mejorar su técnica, allí conoció con tan solo diecinueve años al escultor Auguste Rodin.

Auguste Rodin en su estudio en 1898

El romance entre ambos artistas impresionistas no era nada que no se hubiese escrito antes; una joven de diecinueve años empieza a trabajar en el taller de uno de los grandes maestros de la época, quien es mucho mayor que ella y que está casado. Ambos viven un amor intenso y desenfrenado y, como siempre, acaba en tragedia para una de las partes.

Siempre se habla de que la relación entre ambos artistas fue beneficiosa para ellos, ya que suponían una gran fuente de inspiración mutua, llegando a interferir en las obras del otro. Pero, pocas veces se habla de cómo el amor de Camille por Rodin acabó con la que podría haber sido una de las más grandes escultoras del impresionismo.

Hasta hace poco raramente se hablaba de Camille Claudel cuando se trataba de escultura impresionista, pero el nombre que nunca faltaba era el de Auguste Rodin venerado maestro escultor impresionista. Este fenómeno no es reciente, sino que, cuando Claudel y Rodin trabajaban juntos ella nunca llegó a tener un nombre propio, como muchas mujeres hoy en día, siempre fue asociada a un artista masculino, era “la alumna de Rodin”. Este fue uno de los causantes de que Camille nunca pudiese vivir de su obra y acabase viviendo en la miseria.

El talento encubierto de la escultora fue tal que llegó a igualarse al maestro, siendo muchas de sus obras prácticamente iguales, como El beso de Rodin y Sakuntala de Claudel.

“Sakuntala” (Vetumno y Pomona) de Camille Claudel
“El beso” de Auguste Rodin

Esto despertó una nueva pregunta entre los expertos, ¿Hasta dónde llegó la influencia de Claudel en la obra de Rodin?

La respuesta a esta pregunta no es definitiva, pero se sospecha que muchas de las obras más conocidas a día de hoy de Auguste Rodin estuvieron inspiradas en los bocetos de Camille o, en ocasiones, plagiados directamente. Esto se debe a que ambos escultores no solo compartían el taller donde Rodin trabajaba con Camille y otros alumnos, sino que, este había adquirido una vivienda donde vivió Camille durante unos años, allí trabajaban el uno con el otro. Es por esto que se sospecha que el escultor podría haberse aprovechado de la inocencia y amor de la joven y haber plagiado su obra.

Como una bola de demolición la ruptura por parte del escultor llegó a la vida de la artista, como se puede apreciar en su famosa obra “La edad madura” donde refleja a la perfección en esta obra conjunto de bronce la historia del fin de su relación: un hombre (Rodin) que elige a aquella más vieja, pero conocida (su mujer) y deja atrás a una mujer joven, destrozada y que se arrastra por su amor (Claudel). Así ella quedó con el corazón roto, una obra desconocida y sin sitio donde vivir.

“La edad madura” de Camille Claudel

La salud mental de la escultora fue empeorando con el paso de los años hasta que llegó un punto en el que fue hospitalizada por su hermano. Camille rompió todo aquello que creaba por miedo a que Rodin fuese a robar su ideas y sus obras y estaba segura de que este pretendía asesinarla.

Nunca conoceremos la verdad de la relación entre ambos, pero los últimos días de la escultora francesa hablan por sí solos, una mujer destrozada por la presencia de un hombre al que amaba demasiado como para separarse de él, por lo que le permitió llevarse todo de ella y romperla en pedazos.

Recordamos a la escultora Camille Claudel este ocho de marzo porque vivió a la sombra de un hombre que no la amaba y que acabó tanto con su carrera artística como con su vida personal.

Claudel fue perjudicada por todos aquellos que la rodearon a lo largo de su vida, tanto su madre y su hermana, que siempre intentaron que la talentosa Camille fuese una mujer más y fallase en sus propósitos, como el propio Rodin, quien vio en Camille a una joven que podía usar como pañuelo.

Camille Claudel es una de esas mujeres que sufrió en silencio y que utilizó el arte para expresar el infierno personal que resultaba su vida, pero que cayeron en el olvido y nunca se pidió justicia por ellas. Por eso, este ocho de marzo, contamos su historia y luchamos porque no se repita. Recordamos el sufrimiento de Camille por ser siempre opacada por su amante, por nunca ser querida como se merecía, por el dolor que sufrió por un amor egoísta y tóxico, por su fantástica obra impresionista y, sobre todo, para que mujeres que lucharon y luchan en silencio como ella nunca sean olvidadas.

camille claudel: una llum apagada per l’home què estimava

Català/Valencià

El Dia Internacional de la Dona és un dia en el què reivindiquem, en el que lluitem i en el qual recordem a totes les nostres companyes que no van poder fer-ho. És per això que, tot i poder haver triat una temàtica com el paper de la dona en el cinema o en el món artístic, he decidit tornar a la vida el record d’una gran artista que va viure sempre a l’ombra d’un home: Camille Claudel.

Camille Claudel a l’any 1884

Claudel va nàixer en una petita comuna francesa en l’any 1864, de família humil l’artista va mostrar des de jove el seu gran talent com a escultora. A una primerenca edat Camille va ser acceptada a l’Escola de Belles Arts i es va traslladar a París amb el propòsit de millorar la seva tècnica, allí va conèixer amb tan sols dinou anys a l’escultor Auguste Rodin.

Auguste Rodin al seu estudi l’any 1898

El romanç entre els dos artistes impressionistes no era res que no s’hagués escrit abans; una jove de dinou anys comença a treballar al taller d’un dels grans mestres de l’època, qui és molt més gran que ella i que està casat. Tots dos viuen un amor intens i desenfrenat i, com sempre, acaba en tragèdia per a una de les parts.

Sempre es parla sobre com la relació entre ambdós artistes va ser beneficiosa per a ells, ja que suposaven una gran font d’inspiració mútua, arribant a interferir en les obres de l’altre. Però, poques vegades es parla de com l’amor de Camille per Rodin va acabar amb la que podria haver estat una de les més grans escultores de l’impressionisme.

Fins fa poc rarament es parlava de Camille Claudel quan es tractava d’escultura impressionista, però el nom que mai faltava era el d’Auguste Rodin venerat mestre escultor impressionista. Aquest fenomen no és recent, sinó que, quan Claudel i Rodin treballaven junts ella mai va arribar a tenir un nom propi, com moltes dones avui en dia, sempre va ser associada a un artista masculí, era “l’alumna de Rodin”. Aquest va ser un dels causants que Camille mai pogués viure de la seva obra i acabés vivint en la misèria.

El talent encobert de l’escultora va ser tal que va arribar a igualar-se a l’mestre, sent moltes de les seves obres pràcticament iguals, com El beso de Rodin i Sakuntala de Claudel.

“Sakuntala” (Vertumno y Pomona) de Camille Claudel
“El beso” de Auguste Rodin


Això va despertar una nova pregunta entre els experts, fins on va arribar la influència de Claudel en l’obra de Rodin?
La resposta a aquesta pregunta no és definitiva, però es sospita que moltes de les obres més conegudes a dia d’avui d’Auguste Rodin van estar inspirades en els esbossos de Camille o, de vegades, plagiats directament. Això es deu al fet que tots dos escultors no només compartien el taller on Rodin treballava amb Camille i altres alumnes, sinó que, aquest havia adquirit un habitatge on va viure Camille durant uns anys, allà treballaven l’un amb l’altre. És per això que se sospita que l’escultor podria haver-se aprofitat de la innocència i amor de la jove i haver plagiat la seva obra.

Com una bola de demolició la ruptura per part de l’escultor va arribar a la vida de l’artista, com es pot apreciar en la seva famosa obra “La edad madura” on reflecteix a la perfecció en aquesta obra conjunt de bronze la història de la fi de la seva relació : un home (Rodin) que tria a aquella més vella, però coneguda (la seua dona) i deixa enrere a una dona jove, destrossada i que s’arrossega pel seu amor (Claudel). Així ella va quedar amb el cor trencat, una obra desconeguda i sense lloc on viure.

“La edad madura” de Camille Claudel

La salut mental de l’escultora va empitjorar amb el pas dels anys fins que va arribar un punt en què va ser hospitalitzada pel seu germà. Camille va trencar tot allò que creava per por que Rodin anés a robar la seva idees i les seves obres i estava segura de que aquest pretenia assassinar-la.
Mai coneixerem la veritat de la relació entre tots dos, però els últims dies de l’escultora francesa parlen per si sols, una dona destrossada per la presència d’un home al què estimava massa com per separar-se d’ell, de manera que li va permetre emportar-se tot alò que ella era i creava i trencar-la en trossos.

Recordem a l’escultora Camille Claudel aquest vuit de març perquè va viure a l’ombra d’un home que no l’estimava i que va acabar tant amb la seva carrera artística com amb la seva vida personal.
Claudel va ser perjudicada per tots aquells que la van envoltar al llarg de la seva vida, tant la seva mare i la seva germana, que sempre van intentar que la talentosa Camille fos una dona més i fallés en els seus propòsits, com el mateix Rodin, qui va veure en Camille a una jove que podia fer servir com mocador.

Camille Claudel és una d’aquelles dones que va patir en silenci i que va utilitzar l’art per expressar l’infern personal que resultava la seva vida, però que van caure en l’oblit i mai es va demanar justícia per elles. Per això, aquest vuit de març, comptem la seua història i lluitem perquè no es repeteixi. Recordem el patiment de Camille per ser sempre enfosquida per el seu amant, per mai ser estimada com es mereixia, pel dolor que va patir per un amor egoista i tòxic, per la seva fantàstica obra impressionista i, sobretot, perquè aquelles dones que van lluitar i lluiten en silenci com ella mai siguen oblidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s